Páginas

jueves, 1 de diciembre de 2011

Bombones de dátiles y pistachos

Ayer fue un día un poco así, y como no, opte por meterme en la cocina y prepara alguna cosilla para relajarme.
Solo me apetecía no pensar en nada, y percibir texturas, olores, sabores. Elena, una compañera del trabajo, me había comentado una receta muy facilita esa misma mañana y decidí probar a ver que tal, a parte de hacer la merienda a los enanos y la cena un poco más currada de lo normal, y todo para: ¡¡¡¡¡ no salir de la cocina!!!!!.
Bueno el día paso y como siempre, me he dado cuenta de que hay cosas que valen mucho más. Hoy me ha llenado de buena energía mi hijo pequeño, se ha despertado como siempre con un humor de perros, pero enseguida se ha dado la vuelta en la cama con una sonrisa de oreja a oreja y me ha dicho "¿sabes una cosa mama? Te quiero mucho" y, me ha dado un abrazo fortísimo al que se ha sumado mi otro enano diciéndome "yo también mami".
Bueno voy con la receta.

Ingredientes:
- Dátiles
- Pistachos
- Chocolate de cobertura (o cualquier otro chocolate)
- Chocolate blanco
No os pongo cantidades porque todo depende de los que queráis hacer, dátiles tantos como bombones queráis,  pistachos 1 o 2 por dátil dependiendo del tamaño del dátil, chocolate negro suficiente para cubrirlos, no es necesaria mucha cantidad y chocolate blanco aun menos cantidad es solo para adornar.

Elaboración:
Pelamos unos pistachos o los compramos pelados jeje, así nos ahorramos trabajo, quitamos el hueso a los dátiles y en su lugar ponemos 1 o 2 pistachos, los que quepan.
Derretimos chocolate negro, como siempre digo poco a poco, es preferible tardar un poco más a que se nos queme.
Una vez derretido bañamos los dátiles y los ponemos a endurecer en papel de hornear, cuando tengamos todos en el papel secando, derretimos un poco de chocolate blanco, lo ponemos en una manga con una punta redonda pequeña, y pasamos por encima de los bombones dejando unas lineas como decoración. (creo que esto lo veis mejor en la foto).

Dificultad: Facíl
Tiempo: 20 min aprox
Fuente: Canal cocina

4 comentarios:

  1. Hola Belén! Esos bombones tienen una pinta deliciosa! Pero lo más bonito es lo que te han dicho tus pequeñajos! Si es que para echarse a temblar, hacen que bajo nuestros pies surjan de repente terremotos! Pero el tiempo pasa tan rápido que da vértigo!
    Muchas gracias por las visitas y me alegra un montón que te hayas animado con los dorayakis. Están muy ricos y a los peques les encantan. Facilitos y rapiditos. El truco que llevo empleé para que salieran redonditos e iguales, fue una tapa de un bote de cristal. Se echan con mucha delicadeza a la sartén para que no pierdan la forma y listo! Ya verás cómo la próxima vez salen mejor, pero sí solamente hay que ver estos bombones, que parecen de pastelería!
    Besitos y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Inma, los he preparado varios días porque los pequeños solo quieren dorayakis para merendar, a ver si me salen mejor y los subo, ya son para mi un reto, jajaja.
    Muchas gracias por tu visita y tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Que pinta tienen, Belen,si están tan buenos como pintan? tendre que probar a hacerlos, ala guapa sigue, sigue, que yo copio.

    ResponderEliminar
  4. Si, pruebalos, porque yo después de mucho pensármelo,(no me gustan mucho los dátiles)me anime y me sorprendi a mi misma, están buenisimossss y mira que me decían come uno que están deliciosos, pues esta vez tenían razón.
    Un saludo

    ResponderEliminar